embarazadasPilates es una gimnasia ideal durante el embarazo, principalmente porque es una práctica de bajo impacto que mejora la flexibilidad y fortalece los músculos sin sobrecargarlos. Cualquier embarazada puede practicar esta disciplina, salvo contraindicación médica. No obstante, se recomienda comenzar una vez que hayan desaparecido las molestias típicas del primer trimestre.

Algunos de los beneficios de realizar Pilates en esta etapa de la vida son:

  • Fortalecer el tono muscular, contribuyendo a mejorar tu postura y logrando un bienestar psicofísico entre el cuerpo y la mente.
  • Estimular la circulación sanguínea, favoreciendo así la llegada de nutrientes y oxígeno a tu hijo(a) a través de la sangre.
  • Fortalecer la pared abdominal, mejorar la conciencia y el control corporal.
  • Aliviar algunas molestias típicas del embarazo como los dolores de espalda, el lumbago, los edemas, el estreñimiento, calambres y varices.
  • Fortalecer tu suelo pélvico para el parto vaginal y disminuir los síntomas de incontinencia en el post-parto.
  • Recuperar en menor tiempo y con mayor facilidad una figura estilizada y tonificada.